Poet de Ubal: más que un juguete anal

Ubaldo Araque, Sex Coach, Sexblogger y Sextoy reviewer, presentó este año 2018 su masajeador prostático Poet (de la marca Libid Toys). Juguete que llegó a estar sin stock y que ya nos acompaña a muchxs sexbloggers. Después de un tiempo disfrutando del Poet, hoy os quiero decir porqué es más que un juguete anal y lo considero un must entre quienes se inicien en la estimulación prostática.

¿Por dónde comenzar? Como podría extenderme líneas y líneas, voy a resumir en 5 puntos las innumerables virtudes del Poet de Ubal que hacen de él más que un mero juguete anal:

  • Precio

Debo ser sincera y clara: cuando empezamos a explorar el mundo de la penetración anal y/o la estimulación prostática, el factor cartera nos puede. No sabemos si nos gustará, aún muchos tabúes nos alejan de disfrutar de todo el cuerpo… y la duda nace.

Por eso, el precio del Poet de Ubal que es, recordemos, de una marca con un largo recorrido en el mundo de la juguetería erótica, me parece un punto a tener en cuenta.

  • Packaging

Económico no está reñido con bien acompañado. El Poet viene con un lubricante monodosis de la marca Nuei (que, por si la desconocéis, es toda una señora marca en cuanto a lubricación y otros geles estimulantes se refiere).

Vuelvo a repetir, si es tu primer juguete, todo bote de lubricante puede parecer gigante y surge la pregunta: ¿y si no gusta? Pues en eso precisamente debieron pensar, en que tengas esa primera experiencia con la mínima inversión y máxima fiabilidad. Se consigue así un packaging comparable a marcas más lujosas y costosas de la juguetería erótica en cuanto a este detalle se refiere.

  • Tamaño

10 cms de longitud y 2,5 cms de diámetro. Teniendo en cuenta que siempre se recomienda comenzar con algo pequeño como los propios dedos e ir experimentando nuevos tamaños poco a poco, es el juguete-puente perfecto.

¿Qué quiero decir con ‘juguete-puente? El compañero perfecto para utilizar entre la experiencia con tus propios dedos a la experiencia con otros objetos de estimulación mayores (dildos, vibradores…).

Incluso, quienes no hayan experimentado nada aún pueden ir poco a poco probando con una cada vez mayor inserción del juguete, adaptándose a sus ritmos y disfrutando del proceso. Sin tener que invertir en varios juguetes para esta fase inicial.  

  • Material

El Poet está formado por una bala vibradora y la estructura externa de silicona. ¡Ojo, que es una silicona con un acabado híper suave, incluso resbaladizo! De ahí que sea tan adecuado para la inserción anal.

En juguetería anal mis favoritos como materiales suelen ser el cristal y los acabados similares al metal, pero el Poet me ha enseñado que hay más acabados que son muy recomendables. Lo único que tendrás que tener en cuenta es que sólo puedes usar lubricantes de base acuosa.

  • Vibración

Un solo modo. Más que suficiente.

Además de experimentar con la penetración, el juguete tiene la bala vibradora cuya potencia hace llegar la estimulación de un extremo a otro del juguete.

La intensidad de la experiencia y el disfrute están asegurados. Así que, keep calm and enjoy it.

El Poet en todo su esplendor

Es más, en el peor de los casos, suponiendo que ni si quiera el Poet se gana tu corazón y tu ano no es una zona para la penetración, siempre lo podrás utilizar, gracias a su flexibilidad, como un juguete para la masturbación del pene, como dice Ubal en el propio unboxing del mismo e, incluso, se me ocurre a mí… que puede ser un buen juguete para la estimulación vaginal y de la vulva. Pero este último capítulo lo tengo por poner a prueba, de hecho… esto… ¡¡os tengo que dejar que he recordado un asunto pendiente!! Y, ya sabéis, si os ha convencido, ¡ya estáis tardando en conseguir el vuestro!

Add Comment