¿“El día de los enamorados”?

 
Hoy es el tan conocido “día de los enamorados”, pero, ¿sabemos dónde tiene origen toda la simbología del "San Valentín" alado y travieso lanzando flechas para que la gente se enamore?

 
 

 
Esta imagen de San Valentín tiene origen en un dios griego, Eros, dios del deseo. Según la versión, se presenta como hijo de Afrodita y Ares o de Poros y Penia. Es decir, de la diosa de la belleza, el amor y el disfrute y del dios de la guerra o de la abundancia y la pobreza, respectivamente.
 
Sin embargo, hablamos de San Valentín, un sacerdote del siglo III después de Cristo que se hizo conocido por oficiar bodas en su momento ilegales (para saber más pincha aquí). Finalmente, este sacerdote fue ejecutado un 14 de febrero.
Total, han pasado los años y ni Eros ni Valentín parecen importar demasiado. Más bien nos centramos en que es “el día de los enamorados” y “algo habrá que hacer a/con la pareja”… Sin embargo, os propongo un cambio.
 
Quien adore los dioses griegos o los romanos, que recuerde a Eros o a Cupido. Quien sea cristiano, que adore al santo. El resto, no hagáis un día de culto a la pareja. La pareja debería ser mimada y cuidada todos los días del año que sea posible.
San Valentín no es un día de enmendar errores y no es más especial que cualquier otra fecha que os planteéis como “mágica” para vosotrxs. De esta forma, con ese día “mágico” propio, no lo cumplís por obligación, sino por el significado que tiene ese día para vosotrxs.
 
El amor necesita todos los días de cierto cuidado para seguir adelante… y no de un regalo o un detalle más o menos caro y más o menos personal un día al año.
 
Dicha mi propuesta, os dejo con una genial horterada de mi infancia que os propone lo mismo: 
 
 
 

Add Comment