“No si a mí “los maricones/las bolleras”me caen bien pero…”

Te caen bien, te dan igual, respetas su forma de ser, sabes que no lo hacen “por joder”, pero,… ¿Alguna vez has oído una frase que empezara así?  Bien, no sé si la identificaste como homófoba o si te preocupó… pero tal vez debería.

 
Que conste, no estoy en contra de la gente homófoba. Lo que ya sí estoy en contra es de la gente que pretende limitar derechos humanos y libertades en función de su criterio. Si tanto repelús te da “el mundo gay”, no entres en él. Fin de la discusión. Pero lo que sí hay que saber, queridxs míxs, es que esas frases del comienzo también son homofobia.
 
De muestra, un botón.
         Para haceros ver como esas frases también son homofobia enumeraré los finales más habituales de la misma y su contradefensa:
 
  •       …¿hace falta que tengan tanta pluma?
¿Qué tal si me dejas ser como soy y punto?
Lo primero. Pensar que gay y pluma van de la mano es errar.                                                                                                                                                                                                                                                                             
 
Segundo… ¿qué te molesta? ¿que no sea un hombre / una mujer “normativx”? (antes solían llamarlo “como Dios manda”). Recuerda que cada unx es como es. Todxs tenemos cosas masculinas y femeninas. Algunxs fardamos de todas ellas y otrxs nos empeñamos en disimular o esconder algunas. Pero lo propio y lo mejor para cada cual es conocerlas y disfrutarlas. Tal vez de vez en cuando tengas que reconciliarte tú con tu pluma.                                                                                                                                                                                                                                                                                        Tercero. Alguna vez he oído a chicas decir que es que, un gay con pluma parecía imitar a las mujeres y las mujeres no somos así. ¡MENUDO CACAO! ¡Qué manía de meter todo en el mismo saco! Ni primera ni última vez que lo digo: no es lo mismo ser, tener como característica y desear. Una cosa es qué te sientes, otra cosa cómo te desarrollas siendo la persona que eres y otra con quién te “lías”. Si alguien es súper femenino, da igual gay, hetero o marciano, no significa nada más que eso, que tiene aspectos hiperfemeninos (ni las mujeres son así, ni las mujeres deben ser así,… ni nada de nada). Como mucho, tiene una característica tradicionalmente (o en el aquí y ahora) que se da más en las mujeres y, además, la tiene súperdesarrollada.
 
  •         …¿hace falta que lo celebren todos los años?
Si ese es el mayor de tus problemas...

Por partes. Eso que nos ha llegado como “la celebración del orgullo gay” tiene su origen en una protesta. La fecha conmemora los disturbios de Stonewall sucedidos en 1969. El 28 de junio fue la primera vez que parte del colectivo LGBT que se encontraba en el local Stonewall Inn se enfrentó al injusto trato policial que hasta entonces recibían. Dando comienzo a la lucha por los derechos del propio colectivo y finalizando con años (lustros, decenios, siglos,…) de abusos.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       Así, hay sitios en los que se hace algo festivo y hay sitios en los que se protesta.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Entonces, una cosa es que seas de los de “a mí que no me feliciten, que luchen por mis derechos” y lo mismo lo ves para los demás. Y otra cosa es que lo que te molesta es que se visibilice lo LGBTI. En caso de lo segundo, felicidades, es usted homófobx… pero, por lo menos, ya lo sabe.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                En caso de lo primero… al final depende de cada cual, supongo, y de cada momento vital. Aunque sí es cierto que tomarlo como festividad no debe desdibujar el pasado, la historia y todo lo que aún hay por hacer. 
 
  •          …a mí que ni se me acerquen / no me entren
Relájate un poco
Amigx homófobx, ¿por qué tan estresado? Cuando alguien se siente atraídx por ti y tú le rechazas (habitualmente seguro que de forma asertiva y todo); la fiesta sigue. Pues si ese alguien es de tu mismo sexo… más de lo mismo.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            No sé qué ideario raro vuelve a entretejerse en estas mentes. Si se sienten “menos hombres” o “menos mujeres” si alguien de su mismo sexo intenta ligar con ellos… pero es una estupidez porque si esas personas se sienten atraídas por las de su sexo… pues vaya, que no sentirte de tu sexo cuando te valoran por ello es un poco tonto. Y lioso también. Asique, poner el modo simple ON.
  
  •          …eso de casarse/tener hijxs/… ya me parece que es excesivo
¡Para ya! Por favor!
Eh… me río por no llorar. Podría citar mil y un estudios, mil y un cosas. Pero sólo diré: NO. La homosexualidad no es única de la especie humana, la homofobia sí.                                                                           Y, aunque lo fuera, ¿qué carajos pasa con ello?
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                ¿Si descubrimos que algún animal tiene una característica única en su especie lo vamos a masacrar por anti-natura? Por regla de tres, ¿Vamos a matar murciélagos por volar o ballenas por vivir en el mar? Porque, “de ser”, son las aves las que vuelan y los peces los que viven en el mar… son mayoría en ese terreno… Estupidez, ¿verdad? básicamente porque ésa es su naturaleza. Pues ata cabos.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                Para colmo, hay gente que defiende esta restricción de derechos alegando que lxs hijxs podrían salir homosexuales… aaaah… Pero, ¿no habíamos dicho que la homosexualidad no tiene nada de malo?... Tal vez sea eso, que en estas mentes llenas de dudas la homosexualidad no tiene nada de malo… pero tampoco nada de bueno. Y que aún necesitan pensar un poco más. Más que nada porque sabemos de sobra que muchos heteros tienen hijxs homos también…
 
Entonces, ¿qué hacer?
Tal como empezaba el artículo, lo menos me parece reconocerlo, darse cuenta y ser consciente. No es necesario salir del armario como homófobx, aunque si lo haces igual te echamos una mano.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Siento mucho por lectorxs que esperaran que eche broncas. No es lo mío y no suelo. No me gusta prohibir. Más que nada porque, prohibiendo una conducta no solemos hacer desaparecer el verdadero problema, sólo la volvemos 'delictiva'.
 
Cada cual verá cuánto se muerde la lengua o cuánto se plantea reflexionar. Pero sobre todo en lo segundo está la clave: reflexionar, repensar,… La cuestión está, una vez más, en educar. No podemos hacer nulo esfuerzo por enseñar y educar en la verdadera diversidad sexual existente y luego llevarnos las manos a la cabeza  “porque lxs chavalxs de hoy en día son muy homófobxs”.  Eso es como dejar un huerto sin atender y luego quejarte de no obtener frutos.
Aún hay mucho por hacer, eso está claro. Pero quienes se consideren 'tolerantes' (que tiene su chiste la expresión también de 'tolerar'), no deben eximirse del esfuerzo, sino que deben ser una pieza más.
         
Para quienes tengan esos pensamientos. La historia lleva siglos y milenios intentando hacer desaparecer la diversidad sexual (o, mejor dicho, algunas manifestaciones de dicha diversidad) sin logro alguno… ¿no os parece que el esfuerzo por comprenderla es bastante más menor y bastante más efectivo?

Add Comment